Bienvenidos a mi blog de minis y manualidades. Aquí iré poniendo todo lo que mi cabeza y mis manos me dejen hacer. Espero que os guste.

Se añade otra cosa para ayudar

Tengo que agradecer otra cosa a la enfermedad, y ya son varias, siempre se aprende algo hasta de lo malo, como el haber entrado en contacto con el Tai Chi. Nunca pensé en hacer artes marciales y fue todo un descubrimiento. Me ayuda mucho a relajarme, algún día lo conseguiré del todo, y el tomar conciencia del propio cuerpo hace que conozca mis límites.
En la asociación hicieron un grupo de Qi Gong al que reconozco que no fui muy convencida, y pasé de ser un palo de escoba a moverme un poco mejor. Más tarde necesité seguir ampliando métodos de relajación y seguí con el Tai Chi. Desgraciadamente mi maestro sufrió un grave accidente y tuve que buscar otro sitio y aquí sigo, empeñada en que el cuerpo me haga caso y en conseguir una forma lo más digna posible. Repito que nunca pensé que una enfermedad me hiciera aprender tanto y conocer a tanta gente estupenda, como Pilar Ramírez, mi primera maestra, que me inició en esto, a Yang Xiao Ping, gran maestro y persona que me enseñó muchas cosas y espero que se reponga pronto y a Jose Antonio Pardos, el actual que de momento se lo está currando bastante bien.
Así que animo a todo el mundo a que conozca este arte que pone en las manos de cada uno su propia salud.

1 comentario:

jopiti dijo...

Hola; por casualidad hoy he descubierto tu blog, y como no, lo primero que me llamó la atención fue el tema de la fibro. Yo la padezco desde ni se sabe cuando, aunque desde el 2006 llevo diagnosticada, y pasando crisis tras crisis, casi seguidas, sin un respiro. Conocía solo de oídas el Tha chi, no suponía que sería bueno para nuestro mal. Yo he practicado Pilates, en mis mejores momentos; y Reiki en los peores. También he aprendido Sofrología; y como tu, a veces, pienso en la parte positiva de esta enfermedad; y es que me ha dado mucho tiempo libre, de descanso físico, y he descubierto la informática, Internet, me cree un blog, he aprendido manualidades con abalorios...y sobre todo he descubierto un montón de gente maravillosa, generosa y super cariñosa; incluso a compañeras de enfermedad con las que compartir penas y nuevas expereriencias más positivas, todo esto me ha ayudado mucho, me he vuelto más sociable, más abierta...y como suelo decir es mi mejor terapia. A partir de ahora seré seguidora tuya; y mucho gusto en conocerte. Hasta pronto.